single-image

Maskne: ¿Qué es y cómo evitarlo?

Desde la llegada del coronavirus a nuestro país estamos vivimos unos tiempos difíciles en los que están pasando demasiadas cosas en poco tiempo: confinamiento, restricciones de movilidad, uso obligatorio de mascarillas

En este post vengo a hablarte de las mascarillas y el problema que sufren miles de personas con piel sensible, ya que cada vez son más los que sufren problemas de acné e irritación en la piel por culpa de las mascarillas.

El ya conocido como Maskne (el acné producido por culpa de las mascarillas) no es algo nuevo como puede parecer, ya que es algo que llevan tiempo sufriendo los profesionales médicos u otras personas que ya utilizaban mascarillas en su trabajo con anterioridad.

Maskne: ¿Qué es y por qué se produce?

Maskne es la forma de referirse al acné producido por las mascarillas. Como ya sabrás, el uso de las mascarillas nos ayuda a no contagiar a nadie ni que nos contagien, por lo que su uso es de vital importancia para frenar los contagios de coronavirus y proteger a nuestros seres queridos.

Ahora que tenemos que usar la mascarilla allá donde vamos es normal que pasemos varias horas al día con ella, lo que hace que nuestra piel se vea resentida por ello, ya que, si juntamos la fricción y el calor que provocan las mascarillas y la humedad provocada al sudar, hablar o respirar con ella puesta, estamos creando el escenario perfecto para la aparición del acné y otros problemas cutáneos.

Cómo prevenir el acné producido por las mascarillas

Lo más importante es saber prevenir la aparición de acné, ya que si cuidamos correctamente nuestra piel no deberíamos de tener problema. En el caso de que veamos que comenzamos a tener problemas en la piel es importante seguir un tratamiento para el acné.

Para prevenir la aparición de acné bajo la mascarilla debemos de:

Lávate la cara antes de poner la mascarilla

Antes de ponerte la mascarilla utiliza un limpiador facial que no contenga aceites ni fragancias, ya que el aceite podría quedar en nuestra piel y causar un brote. Una vez aplicado el limpiador aclara perfectamente tu piel con agua tibia.

Utiliza crema hidratante

El uso de la crema hidratante tiene dos ventajas: por un lado estaremos hidratando la piel y por otro reduciremos la fricción de la mascarilla con nuestra piel.

Evita el maquillaje bajo la mascarilla

Al maquillarnos bajo la mascarilla nos surgen dos problemas. El primero de ellos es que estaremos obstruyendo los poros, lo que favorece la aparición de acné u otros problemas cutáneos. El segundo problema es que los restos de maquillaje ensuciarán la mascarilla, ¡a mi ya me ha pasado!

No aprietes los granos

Esto es algo que quienes tuvimos espinillas en la pubertad ya tenemos experiencia, por lo que te recomiendo que no explotes los granitos. Explotarlas provoca inflamación en la zona que podría transformarse en manchas más difíciles de eliminar.

Evita productos agresivos

Existen numerosos productos para el cuidado de la piel que contienen peróxido de benzoilo, retinol y ácido salicílico. Este tipo de productos harán que tu piel se vea más irritada bajo la mascarilla, por lo que debemos de controlar bien la cantidad y el uso que le damos.

Te puede gustar