single-image

Renueva baño cambiando tu vieja bañera por una ducha

La compra de joyas a través de tiendas online ha aumentado notoriamente en los últimos años evitando que el usuario vaya de tienda en tienda para encontrar su joya ideal.

¿Quieres dar un cambio completo a tu baño pero sin hacer mucha reforma? La mejor solución es que cambies tu vieja bañera por un plato de ducha, de esta forma conseguirás un baño mucho más estiloso y amplio.

Quitar tu vieja bañera y poner una ducha no supone una gran reforma, por lo que por poco dinero y en muy poco tiempo podrás tener un cuarto de baño como nuevo. Si quieres saber cómo conseguir el baño de tus sueños por poco dinero, en este post intentaré darte los mejores consejos para sacar el máximo partido a tu baño.

Lo primero que tenemos que hacer es ver si realmente los beneficios de la ducha nos generan suficientes motivos como para dar el paso a este cambio. Si decidimos instalar una ducha en nuestro baño, además de quedar superbién también nos ofrece un montón de ventajas como:

Ventajas de tener una ducha

  • Espacio: La primera gran ventaja es el ahorro de espacio en nuestro cuarto de baño. Si tienes un baño pequeño esto te encantará, ya que notarás un montón la sensación de espacio. Como tip te recomiendo usar una mampara transparente, ya que así se dará una sensación mayor de profundidad.
  • Ahorro de agua: Instalar una ducha supone un ahorro doble: tanto económico como medioambiental, al evitar el despilfarro de agua. Con la ducha estarás realizando un consumo más responsable.
  • Accesibilidad y seguridad: Otra gran ventaja de la ducha con respecto a la bañera es que resulta mucho más fácil y cómodo acceder a ella gracias a que no tiene desniveles. Esto es una gran ventaja sobre todo si tenemos personas con movilidad reducida o mayores en casa.
  • Limpieza: Al fin y al cabo, limpiar una superficie plana es bastante sencillo, por lo que tanto el plato de ducha como la mampara nos será mucho más fácil de limpia que una bañera.
  • Presupuesto: Una ducha es mucho más económica que una bañera, ya que al fin y al cabo solamente debemos de poner la mampara y la base del suelo. Si tienes una bañera y solo la usas para ducharte, deberías de plantearte seriamente la opción de la ducha.

Consejos para cambiar tu bañera por una ducha

Si tenías miedo a tener que estar varios días sin ducharte por culpa de las obras, no tienes que preocuparte, ya que hay empresas especializadas en cambiar tu bañera por ducha en un día.

El plato de ducha

Antes de empezar a decir nada sobre el plato de ducha quiero recomendarte que busques un plato de ducha antideslizante, ya que te ahorrará más de un susto.

Después de este breve inciso, te recomiendo que busques un plato de ducha que encaje con la decoración de tu cuarto de baño, ¡hay un montón de colores y materiales disponibles!

Personalmente me gustan mucho los suelos de resina, ya que tienen una buena calidad-precio y está disponible en muchos colores y texturas diferentes. Intenta evitar los platos de ducha de resina pintados, ya que la cal hace que sea más difícil de limpiar.

Si quieres un plato de ducha barato puedes comprar un plato de ducha de porcelana. Si por otro lado prefieres un plato que marque más la diferencia existen diferentes materiales como los platos de ducha soft, que te hará presumir de ducha entre tus amigos y amigas.

Mampara de baño

Para escoger una mampara de ducha hay varias cosas que debemos de tener en cuenta, ya que la combinación de la forma, la superficie y el material harán que cada mampara sea completamente diferente a otra. Lo más importante es que adaptes la mampara a tu cuarto de baño y no al revés.

Dependiendo de la forma de tu plato de ducha deberás escoger entre una mampara angular o una mampara frontal; con puerta corredera, abatible o fija…

Lo segundo que tienes que escoger es el acabado de la superficie. Si tienes un baño pequeño lo mejor es utilizar una mampara transparente ya que le dará un toque estético muy bueno. Si quieres sacar el máximo partido a estas mamparas puedes buscar algún tipo de vinilo que le combine con el cuarto de baño. Las mamparas de espejo también ayudan a crear profundidad y permiten que la persona que se está duchando tenga mayor intimidad, al igual que ocurre con las mamparas traslúcidas.

Si dudas de qué material escoger para tu mampara de ducha, como recomendación personal te diría que comprases una mampara de vidrio antes que una acrílica, ya que tendrá mayor resistencia a los golpes y aporta más profundidad debido a que es más ancha. Cuando cambié el cuarto de baño de mi casa decidí comprar una mampara de vidrio templado y con tratamiento para roturas, ya que por un poco más de dinero conseguirás mucha más seguridad.

Te puede gustar