single-image

TODO lo que debes ver en tu escapada a Bilbao

La luz ya se ve al final del túnel y cada vez queda menos para viajar y volver a disfrutar de las maravillas del País Vasco. Es posible que sigamos sin poder viajar si estamos fuera de Euskadi, pero sea como sea, nadie nos podrá quitar los planes de futuro y la ilusión de las vacaciones.

Y por eso estamos aquí, hoy te vamos a mostrar algunas de las visitas icónicas e imprescindibles de Bilbao, así como algunos lugares y rincones que no se encuentran a simple vista.

Bilbao guarda consigo muchos secretos que puedes encontrar si le dedicas el suficiente tiempo. Por eso, lo mejor es conseguir un alojamiento bien situado, que te permita ver lo máximo posible. En nuestro caso optamos por staylibere.com, que cuenta con unos apartamentos increíbles con un diseño muy agradable, una estética muy cuidada y con todas las comodidades y servicios, ¡A tan sólo 20 metros del Museo Guggenheim!

Además, al tratarse de apartamentos y no hoteles, puedes tener mucha más libertad, además de ahorrar, ya que cuentan con un precio bastante asequible para situarse en una zona tan céntrica.

Partiendo de esta situación tan privilegiada, salimos de nuestro apartamento, cogemos nuestras cosas y partimos a ver todo lo que nos ofrece Bilbao:

Museo Guggenheim

Levantarse y ver por tu ventana el Guggenheim tan cerquita no es algo que se vea todos los días. Esta obra futurista junto a la ría puede ser tanto contemplada desde fuera como visitada por dentro. Según la hora del día, sus paneles de titanio irán cambiando de color, provocando un espectáculo de luces.

No hay que olvidarse de Puppy, fiel guardián del museo. Situado en la entrada, este perrito esculpido con flores frescas siempre se encuentra vigilando a todos los visitantes.

Plaza Nueva y Casco Viejo

¿Una paradita para comer? El referente del Casco Viejo esconde algunos de los mejores restaurantes y bares de pintxos de Bilbao, lo cual son palabras mayores.

Con el estómago lleno, nos disponemos a conocer los orígenes de la ciudad: el Casco Viejo.

Conocido también como Zazpi Kaleak, sus calles formaban el poblado medieval que dio origen a Bilbao. Además, si queremos ahondar un poco más en su historia, podemos visitar el Museo Vasco.

Mercado de la Ribera y Muelle Marzana

¿Sigues teniendo hambre? No te preocupes, cerca del Casco Viejo nos encontramos con el mercado cubierto más grande de Europa. 10.000 m2 de puro estilo art decó.

En su luminoso interior podrás encontrar algunas de las perlas de la cocina vasca, en un sinfín de puestos de productos frescos de primera calidad.

Cuando te hayas hartado, puedes cruzar el río hasta el Muelle Marzana y disfrutar de un atardecer digno de una postal.

Mirador de Artxanda

No podrás contemplar y apreciar Bilbao en todo su esplendor hasta que no subas al Mirador de Artxanda. Nosotros te recomendamos sin duda que cojas el funicular en la plaza que le da nombre, cerca del Puente Zubiri.

Si vas en pareja puede ser el final ideal para una escapada de ensueño.

Te puede gustar