single-image

Un futuro seguro: Oposiciones de Justicia

El camino hasta la plaza en cualquier servicio público suele ser muy duro, pero no deja de ser una gran recompensa al fin y al cabo. Hay muchos mitos y estereotipos sobre las oposiciones y los opositores, pero la realidad es que es una vía laboral que cuenta con muchas ventajas para cualquier persona.

Hemos querido centrar este post en las Oposiciones de Justicia porque a mayores, cuenta con varios factores a tener en cuenta: su temario suele variar poco, se realiza en todo el territorio nacional y no te suelen poner problema para realizar traslados.

Aviso para futuros opositores

Cabe resaltar que que no es sencillo preparar una oposición. Muchas personas (incluido yo) no llevan bien el tema de tener que organizarse a sí mismos a través de una rutina y unos hábitos. Y es que la vida de un opositor durante la época de estudio puede ser muy monótona o aburrida, pero lamentablemente no hay otra opción.

Algo que te puede ayudar, poniendo el ejemplo de la Oposición de Justicia más sencilla, es contactar con una academia para preparar el examen auxilio judicial, de esta forma, y si es una buena academia, no sólo te ayudarán con el temario, sino también con consejos sobre cómo estudiar y llevar un ritmo de estudio adecuado.

Dicho esto, quizás para ti aún siga siendo una posibilidad real. Una oposición no es solamente un trabajo para toda la vida, sino que también trae consigo múltiples ventajas:

Ventajas de preparar oposiciones

  • Tú decides dónde trabajar: En cada provincia hay juzgados y Registros Civiles, por lo tanto lo más probable es que no tengas que moverte de destino para trabajar. Es más, podrás elegir entre multitud de destinos entre todas las CCAA.
  • Dificultad: La dificultad y la extensión de temario es algo que siempre sale a la palestra cuando se habla de oposiciones. Como hemos dicho ya, el temario para las Oposiciones de Justicia, no suelen cambiar de un año a otro, además, las tres oposiciones comparten partes del temario, de modo que te podrás presentar a varias oposiciones al mismo tiempo y aumentar tus opciones de conseguir la ansiada plaza. Incluso en la oposición con mayor temario, Gestión Procesal, el temario consta de 68 temas, muy por debajo de otras oposiciones del mismo nivel que llegan hasta los 100.

  • Pruebas sencillas: Olvídate de pruebas orales o de enrevesadas problemas prácticos. Las pruebas que encontrarás el día del examen son tipo test en su totalidad, y muchas se repiten año a año, así que podrás practicar con mayor facilidad y aumentar tus posibilidades de aprobar y sacar plaza.
  • Seguridad y tranquilidad: Se suele criticar mucho a los empleados públicos, pero seamos sinceros, si la pandemia y la crisis mundial que hemos vivido en estos años tan duros nos ha enseñado algo, es que nada es seguro. Y tener un trabajo y un sustento que sabes que no depende de tu rendimiento, productividad o tener simplemente un mal día, es algo que siempre se agradece.

En resumen, preparar una oposición no es coser y cantar, pero sin duda merece la pena. Y ahora es el mejor momento, porque las plazas que se han retrasado por la COVID-19 no tardarán en salir, así que se avecina una oferta de plazas interesante. Esperamos que este post haya sido útil para ti y que te animes a ir a por la plaza.

Te puede gustar