single-image

Comunicación Asertiva: Qué es y los mejores trucos para lograrla

La comunicación asertiva es la forma ideal de mejorar las relaciones personales de forma consciente, ya que nos ayudará a expresar nuestros sentimientos e ideas de forma respetuosa y honesta, sin juzgar y sin querer hacer daño, mejorando nuestra autoconfianza y aportando confianza a los demás.

Es importante abrir la mente y practicar una comunicación asertiva y salir de la comunicación agresiva o la pasiva, la cual no conduce hacia nada bueno ya que no aceptan la realidad de sus acciones y no se respetan a sí mismos ni al resto.

La comunicación pasiva se caracteriza por no se expresar opiniones ni deseos, relacionándose de una forma pasiva, tal y como su nombre indica. La comunicación agresiva, por su parte, se caracteriza por dejar de lado los sentimientos e intereses de los demás, pudiendo resultar egoísta y provocador.

Es por este motivo por lo que, si dos personas con estos tipos de comunicación se juntan, la relación que se da será la de poder, actuando uno de ellos de forma más sumisa y pasiva mientras la otra persona va aumentando su influencia sobre el otro.

Con la comunicación asertiva aprenderás a hacerte valer como persona, sobrellevando mejor todo tipo de conflictos y ayudando a los demás a darse cuenta de sus conductas, ya que te ayudará a expresarte de forma más directa pero sin resultar ofensivo ni maleducado.

3 consejos de comunicación asertiva para mejorar tus relaciones

Puede que en este post no vayas a conocer a fondo lo que es la comunicación asertiva, pero sí que te servirá para conocer algunos tips para realizar en tu día a día que pueden ayudarte a crecer como persona.

Deja de juzgar

La sociedad en la que nos ha tocado vivir está llena de prejuicios que frenan nuestro desarrollo personal.

Es importante saber observar y analizar sin emitir juicios de valor sin conocer realmente a la otra persona, ya que hay personas maravillosas que se esconden en cualquier tipo de vestimenta, color, estrato social…

Aprende a ponerte en la piel de los demás, ya que nadie se siente cómodo siendo juzgado y menos todavía si este juicio se basa en una apariencia y no en un hecho fundamentado.

La empatía abre puertas

Entender a la gente es primordial para una buena comunicación asertiva, ya que si deduces lo que otros sienten o piensan e intentas ayudarles de forma franca, podrás establecer una relación con ellos basada en el diálogo y la confianza.

La base está en aprender a escuchar. Ten en cuenta que cada uno tiene su propia vida, la cual no vale ni más ni menos que la tuya. Además, todo el mundo tiene problemas, por lo que debemos de saber sentarnos a escuchar antes de expresar nuestros problemas.

Se claro en lo que necesitas

Al igual que debemos de aprender a escuchar y prestar atención a lo que los demás nos están pidiendo de forma indirecta, debemos de aprender a comunicarnos de forma clara.

Deja de dar rodeos para decir las cosas e intentar que los demás adivinen lo que pensamos. Sé claro en lo que necesitas y exprésalo de una forma en la que la otra persona pueda ayudarte, ya que por ejemplo, nos es lo mismo decirle a alguien “me siento solo”, en lugar de “me siento solo, ¿te apetece vernos mañana?”. En esta segunda frase estás expresando de forma clara tus sentimientos además de estar ofreciendo una solución que el otro interlocutor puede realizar.

Otro pequeño consejos es que cuando no te guste el comportamiento de la otra persona házselo saber, solamente así se podrá dar cuenta de su actitud y podrá cambiarla.

Trucos de comunicación asertiva para mejorar la comunicación

Técnica del Disco Rayado

Esta técnica de comunicación asertiva se utiliza para defender nuestro punto de vista sin caer en la manipulación.

La técnica del disco rayado consiste en repetir de forma clara y tranquila la idea que queremos expresar, repitiendo la misma frase o idea para evitar caer en manipulaciones que nos hagan caer en las artimañas del otro interlocutor.

Técnica del Banco de Niebla

Con este tip podrás llegar a un acuerdo con el otro interlocutor sin necesidad de ceder realmente en tu argumento.

Trata de mostrar que estás “cediendo terreno” respetando la opinión del otro pero sin ceder en tus ideas, dejando así tu postura clara pero resolviendo vuestras diferencias.

Te puede gustar